Esa hormona que no te deja dormir

Esa hormona que no te deja dormir

Muchos factores pueden estar involucrados en tener insomnio, dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormida toda la noche.

Uno de esos factores es una hormona que quizás no sospeches.

¿Lista para descubrir al culpable?

Cuando platico con las mujeres que se encuentran en la perimenopausia y la menopausia y algo que siempre me cuentan es sobre la aparición repentina de problemas para dormir.

Se presentan dos situaciones:

Algunas han tenido problemas para dormir antes de la menopausia pero
al llegar a esta etapa, la situación ha empeorado.

Otras a partir de la perimenopausia experimentan insomnio, dificultad para conciliar el sueño a pesar de que están cansados, se despiertan en medio de la noche y tiene problemas para volver a dormirse.

Al despertar se sienten cansadas y es un círculo vicioso que nunca termina.

Muchos factores pueden estar involucrados en esta situación, incluido el uso de dispositivos electrónicos antes de acostarse, no tener un ambiente cómodo para dormir, el uso de cafeína y hacer ejercicio demasiado cerca de la hora de acostarse.

Pero una cosa que puede cambiar alrededor de los años de la menopausia son los niveles de cortisol.

¿Qué pasa con esta hormona?

El cortisol se conoce principalmente como una hormona del estrés, pero
también juega un papel importante en el sueño.

Una razón es que el sueño y la respuesta de tu cuerpo al estrés tienen algo en común:comparten el eje hipotálamo-pituitario-suprarrenal (HPA).

Ese es un término técnico para un tipo de “carretera” en el cuerpo que involucra el hipotálamo (área en el cerebro), la glándula pituitaria (también en el cerebro) y las glándulas suprarrenales, que producen cortisol.

Cuando estás bajo estrés y liberas cortisol, hay receptores de esta hormona en todo el cuerpo que responden.

Por ejemplo, el cortisol puede tener un impacto en la digestión, el sistema inmunológico, la respiración, el azúcar en la sangre y, sí, el sueño.

Cuando el eje HPA se ve afectado por el estrés, el sueño también puede verse afectado, lo que provoca insomnio y otros problemas para dormir.

Al mismo tiempo, tus problemas para dormir también pueden interferir con la producción normal de cortisol del cuerpo, pues durante el día, hay una cantidad elevada de esta hormona en el torrente sanguíneo

No todo está perdido.

Puedes ayudar a tu cuerpo a promover niveles saludables de cortisol y lograr un mejor equilibrio hormonal con los siguientes consejos:

● Limita el consumo de sal, azúcares refinados y alimentos procesados, alcohol, proteína animal de mala calidad (químicos, antibióticos y anabólicos) y grasas no saludables. Todos estos pueden interferir con la producción normal de cortisol en el cuerpo.

● Realiza ejercicio aeróbico regularmente, con una meta de 150 minutos por semana de actividad moderada. Recuerda no excederte ya que eso provocará lo contrario, un exceso de cortisol.

● Practica técnicas de reducción del estrés diariamente y más de una vez al día cuando sea posible. Sugiero dedicar de 10 a 15 minutos, tanto por la mañana como por la noche, a la meditación, ejercicios de respiración, yoga, tai chi u otra actividad relajante para que durante el día mantengas tu cuerpo en calma y antes de acostarte
puedas estar relajada.

● Considera tomar suplementos de ashwagandha y omega-3. Ambos remedios naturales te ayudarán a mantener el equilibrio.

Para un sueño óptimo, es importante mantener el cortisol en niveles saludables, ayúdate con la alimentación y adoptando hábitos que te ayuden a relajarte, no te pierdas los próximos posts pues seguiremos hablando sobre consejos para un sueño y una nutrición saludables.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: